ORDO - CALENDARIO LITÚRGICO

Miércoles de Ceniza - Febrero 10 de 2016

“Misericordia quiero y no sacrificio”

(Mt. 12, 7a)

      «Nos hará bien a todos, pero especialmente a nosotros, los sacerdotes, pedir el don de las lágrimas, para hacer que nuestra oración y nuestro camino de conversión sean cada vez más auténticos y sin hipocresía». 

      Al presidir la Eucaristía el Obispo de Roma con el rito de la imposición de la ceniza. Expresó: «Nos hará bien—dijo— hacernos esta pregunta: “¿Lloro?”... ¿Lloran los líderes de las Iglesias?… “¿Lloran los obispos? ¿Lloran los consagrados? ¿Lloran los sacerdotes? ¿Está el llanto en nuestras oraciones?»… en efecto, el llanto revela el rostro auténtico del hombre, más allá de los gestos hipócritas realizados para absolver «prescripciones corroídas por la herrumbre del formalismo». Se refiere a las obras de piedad previstas por la ley mosaica —limosna, oración y ayuno— que a lo largo del tiempo acabaron convirtiéndose «en un signo de superioridad social». Una tentación siempre actual, porque «los hipócritas no saben llorar, han olvidado cómo se reza, ni piden el don de las lágrimas». Y, en cambio, advierte, «todos necesitamos» la misericordia y el perdón del Señor, que nos invita continuamente «a volver a Él con un corazón nuevo, purificado del mal, purificado por las lágrimas». Y el mejor modo para acoger esta invitación, «es dejarse reconciliar», con la certeza de que cada «esfuerzo de conversión no es solamente una obra humana».

      Según cuenta la leyenda, a gritos de “Sálvanos, sálvanos del imperio romano”, fue recibido, en Jerusalén, Jesús de Nazaret. Montado en un burro mientras el pueblo ondeaba ramos de olivo. Con el Domingo de Ramos llega el fin de 40 días de Cuaresma. Y el inicio de la Semana Santa. Las palmas son el signo de participación al rito procesional, un talismán, un objeto bendito.

     Entramos en los 40 días de celebración: La Cuaresma del arrepentimiento y del perdón, de la Misericordia. Se invita a todos  los católicos a vivir la Cuaresma haciendo propias las palabras de Jesús: “Misericordia quiero y no sacrificio”. Para los fieles, la Cuaresma es época de confesar sus pecados graves. La Iglesia también les invita a realizar buenas obras, a ser solidarios con aquellos que más sufren y a renunciar a aquello superfluo. 

Leer más...

Búsquedas

Calendario de Eventos

Mayo 2020
D L M X J V S
26 27 28 29 30 1 2
3 4 5 6 7 8 9
10 11 12 13 14 15 16
17 18 19 20 21 22 23
24 25 26 27 28 29 30
31 1 2 3 4 5 6