ORDO - CALENDARIO LITÚRGICO

LITURGIA DEL III DOMINGO DE CUARESMA

HIMNO

SALUDO

Colecta de Purificación

 

Todos: DIOS Omnipotente, para quien todos los corazones están manifiestos, todos los deseos conocidos, y ningún secreto encubierto; purifica los pensamientos de nuestros corazones con la inspiración de tu Santo Espíritu, para que perfectamente te amemos, y dignamente celebremos tu Santo Nombre; por Cristo nuestro Señor. Amen.

 

Confesión

Todos: OMNIPOTENTE Dios, Padre de Nuestro Señor Jesucristo, Hacedor de todas las cosas, Juez de todos los hombres; nosotros reconocemos y lamentamos los muchos pecados y maldades, que en varias ocasiones hemos cometido gravemente, por pensamiento, palabra y obra, contra tu Divina Majestad, provocando muy justa mente tu ira e indignación contra nosotros. Sinceramente nos arrepentimos, y de todo corazón nos dolemos de todas estas nuestras culpas; su memoria nos aflige; su peso es intolerable. Ten misericordia de nosotros, Ten misericordia de nosotros, Padre misericordioso; por amor de tu Hijo nuestro Señor Jesucristo, perdónanos todo lo pasado; concede que podamos en adelante, servirte y agradarte en una vida nueva, para honra y gloria de tu Nombre; mediante Jesucristo nuestro Señor. Amén.

 

Absolución

 S: Oh Dios Vuélvete a nosotros  y nos darás vida.

R. Y tu pueblo se alegrará en Ti.

S: Muéstranos, Señor, tu misericordia.

R. Y danos tu Salvación.

S: Escucha, Señor, mi oración.

R. Y llegue a Ti mi clamor.

S: El Señor esté con vosotros

R: Y con tú espíritu.

Introito. (Salm. 24,15-16) “Mis ojos están siempre fijos en el Señor, porque él sacará mis pies de la trampa. Mírame, (Salm. 24, 1-2) Señor, y ten piedad de mí, porque estoy solo y afligido”  Gloria al Padre y al Hijo, y al Espíritu Santo...

 

KYRIE

 Colecta: Te rogamos, ¡Oh Dios omnipotente!, mires los deseos de los humildes, y extiendas la diestra de tu majestad, para defendernos contra todos nuestros enemigos. Mediante Jesucristo, nuestro Señor. Amén.

LITURGIA DE LA PALABRA

Epístola del Apóstol San Pablo a los Efesios. (Efes. 5,1-9) Arrancados al poder del demonio, príncipe de las tinieblas, abracemos, en seguimiento de Cristo, una vida de caridad y de pureza, que ilumine con su luz a cuantos se hallen a nuestro lado.

 “Hermanos. Traten de imitar a Dios, como hijos suyos muy queridos. Practiquen el amor, a ejemplo de Cristo, que nos amó y se entregó por nosotros, como ofrenda y sacrificio agradable a Dios. En cuanto al pecado carnal y cualquier clase de impureza o avaricia, ni siquiera se los mencione entre ustedes, como conviene a los santos. Lo mismo digo acerca de las obscenidades, de las malas conversaciones y de las bromas groseras: todo esto está fuera de lugar. Lo que deben hacer es dar gracias a Dios.Y sépanlo bien: ni el hombre lujurioso, ni el impuro, ni el avaro –que es un idólatra– tendrán parte en la herencia del Reino de Cristo y de Dios. No se dejen engañar por falsas razones: todo eso atrae la ira de Dios sobre los que se resisten a obedecerle. No se hagan cómplices de los que obran así. Antes, ustedes eran tinieblas, pero ahora son luz en el Señor. Vivan como hijos de la luz.Ahora bien, el fruto de la luz es la bondad, la justicia y la verdad”. Palabra de Dios. Te alabamos, Señor.

 

Gradual. (Salm, 9,20 y 4)¡Levántate, Señor! que los hombres no se envanezcan, y las naciones sean juzgadas en tu presencia. V/: Cuando retrocedían mis enemigos, tropezaron y perecieron delante de ti”.

 

Tracto. (Salm. 122,1-3) A ti levanto mis ojos, que habitas en el cielo. Como los ojos de los siervos están fijos en las manos de sus señores. Y como los ojos de la esclava en las manos de su señora; así lo están nuestros ojos en el Señor y Dios nuestro, hasta que se apiade de nosotros. Ten piedad de nosotros, Señor, ten piedad de nosotros.

 

PROCLAMACIÓN DEL EVANGELIO

 

Continuación del Santo Evangelio según San Lucas (Luc.11, 14-28) - “Si por virtud de Dios arrojo los demonios, se sigue que el reino de Dios ha llegado a nosotros” Toda victoria contra el demonio es una extensión de ese reino celestial, tanto en nosotros como a nuestro alrededor.

“Jesús estaba expulsando un demonio que había dejado mudo a un hombre; y cuando el demonio salió, el mudo comenzó a hablar. La gente se admiró de esto,  pero algunos dijeron: «Beelzebú, el jefe de los demonios, es quien ha dado a este hombre el poder de expulsarlos.»

 Otros, para tenderle una trampa, le pidieron una señal milagrosa del cielo.  Pero él, que sabía lo que estaban pensando, les dijo:

«Todo país dividido en bandos enemigos, se destruye a sí mismo y todas sus casas se derrumban una sobre otra.  Así también, si Satanás se divide contra sí mismo, ¿cómo mantendrá su poder? Esto lo digo porque ustedes afirman que yo expulso los demonios por el poder de Beelzebú; pero si es así, ¿quién da a los seguidores de ustedes el poder para expulsarlos? Por eso, ellos mismos los condenarán a ustedes.  Porque si yo expulso los demonios por la mano de Dios, eso significa que el reino de Dios ya ha llegado a ustedes». Cuando un hombre fuerte está bien armado y cuida su casa, lo que en ella guarda está seguro.  Pero si otro más fuerte que él viene y lo vence, le quita las armas en que confía, y sus pertenencias, y dispone de ellas». El que no está a mi favor, está en contra mía, y el que conmigo no recoge, desparrama».

Cuando un espíritu impuro sale de un hombre, anda por lugares secos buscando descanso; pero, al no encontrarlo, piensa: “Volveré a mi casa, de donde salí.”  Cuando regresa, encuentra a ese hombre como una casa barrida y arreglada.  Entonces va y reúne otros siete espíritus peores que él, y todos juntos se meten a vivir en aquel hombre, que al final queda peor que al principio.»

Mientras Jesús decía estas cosas, una mujer entre la gente gritó: —¡Dichosa la mujer que te dio a luz y te crió!  Él contestó: — ¡Dichosos más bien quienes escuchan lo que Dios dice, y lo obedecen!». Palabra del Señor.  R/ta: Gloria a ti, Señor Jesús.

 

CREDO

 Presbítero: ¿Creen en Dios, Padre todopoderoso, creador del cielo y de la tierra?

Todos: Sí, creo.

Presbítero: ¿Creen en Jesucristo su único Hijo, nuestro Señor, que nació de  María la Virgen, padeció, fue sepultado, resucitó de entre los muertos y está sentado a la derecha del Padre?

Todos: Sí, creo.

Presbítero: ¿Creen en el Espíritu Santo, la santa Iglesia católica, la comunión de los santos, el perdón de los pecados, la resurrección de la carne y la vida eterna? Todos: Sí, creo.

Todos:Esta es nuestra Fe. Esta es la Fe de la Iglesia. Que todos juntos nos gloriamos de profesar. En Cristo, Jesús Señor nuestro, Amén.

 

OFERTORIO

(Salm. 18,9-12)Los preceptos del Señor son rectos, alegran el corazón; los mandamientos del Señor son claros, iluminan los ojos. La palabra del Señor es pura, permanece para siempre; los juicios del Señor son la verdad, enteramente justos. Son más atrayentes que el oro, que el oro más fino; más dulces que la miel, más que el jugo del panal. También a mí me instruyen: observarlos es muy provechoso.

 

S: Orad, hermanos, a fin de que mi sacrificio y el vuestro, sea aceptado en el acatamiento de Dios, Padre Todopoderoso.

A: El Señor reciba de tus manos este Sacrificio, para alabanza y gloria de su nombre, para nuestro bien, y el de toda su Santa Iglesia. Amén.

 

Ofertorio:Te rogamos, Señor, que esta hostia limpie nuestros delitos, y santifique los cuerpos y las almas de tus súbditos, para celebrar el sacrificio. Por nuestro Señor Jesucristo tu Hijo. Amén

 

PREFACIO DE CUARESMA

CANON DE LA EUCARISTÍA

Doxología

Rito de Comunión/ PADRE NUESTRO

Oración de Acceso Humilde

Nosotros, no nos atrevemos a venir a ésta tu Mesa, Oh Señor Misericordioso, confiados en nuestra rectitud, sino en tus muchas y grandes misericordias.     No somos dignos ni aún de recoger  las migajas debajo de tu Mesa. Mas tú eres el mismo Señor, siempre misericordioso por naturaleza: concédenos, por tanto, Señor, por tu clemencia, que de tal modo comamos la Carne de tu amado Hijo Jesucristo y bebamos su Sangre, que nuestros cuerpos pecadores sean limpios por su Cuerpo, y nuestras almas lavadas por su preciosísima Sangre; y que siempre  vivamos en ÉL, y ÉL en nosotros. Amén

 

 Oración por la paz y la fidelidad: Señor mío Jesucristo, que dijiste a los Apóstoles “La paz os dejo mi paz os doy”, no mires mis pecados, sino la fe de tu Iglesia, y conforme a tu voluntad, dígnate darle la paz y juntarla en la unidad, Tú que vives y reinas por los siglos de los siglos. Amén

 Versículo de Comunión

(Salm. 84, 45) “El pájaro encontró su casa y la tórtola su nido donde poner sus polluelos; eso son tus altares, ¡Oh Señor de las Virtudes, Rey mío y Dios mío! Dichosos los que moran en tu casa; por los siglos de los siglos te alabarán”.

 

COMUNIÓN DE LOS FIELES

Todos: Lo que hemos recibido, Oh Señor, con la boca, acojámoslo con alma pura; y este don temporal se convierta para nosotros en remedio sempiterno. Tu Cuerpo Señor, que he comido, y tu sangre que he bebido, se adhieran a mis entrañas; y haz que ni mancha de pecado quede ya en mí, después de haber sido alimentado con un tan santo y tan puro Sacramento: Tu que vives y reinas por los siglos de los siglos. Amén

ORACIÓN POSCOMUNIÓN

S: - Te suplicamos, Señor, absuelvas de todos los pecados, y libres de todos los peligros a los que nos has hecho participantes de tan gran misterio. Por Jesucristo, nuestro Señor. 

 

Búsquedas

Calendario de Eventos

Diciembre 2018
D L M X J V S
25 26 27 28 29 30 1
2 3 4 5 6 7 8
9 10 11 12 13 14 15
16 17 18 19 20 21 22
23 24 25 26 27 28 29
30 31 1 2 3 4 5