"1 Yo te invoco, Señor, ven pronto en mi ayuda;

escucha mi voz cuando te llamo;

2 que mi oración suba hasta ti como el incienso,

y mis manos en alto, como la ofrenda de la tarde"...

(In Psalm. 141, 1-2)

     Cada nuevo día la invitación del Señor, es para que hagamos vida en nuestro Ministerio Sacerdotal la experiencia de Oración y de encuentro personal con "Aquel. que sabemos que nos Ama". Hoy la Diócesis de la Nueva Granada extiende la invitación a todo el Clero y a las Comunidades para que Oremos por nuestros hermanos Sacerdotes que se encuentran enfermos o que han perdido un ser querido. Bien pueden resonar en nuestro corazón las Palabras del Señor a una Mística de la Divina Voluntad cuando le dice su Amado: "¿Ves cuánto te he amado? ¡Ah, hazme un lugar en tu corazón! Quita todo lo que no es mío, ´para darme más posibilidad de poderme mover y respirar en tu corazón". Hagamos este espacio en nuestro corazón para que oremos como Iglesia, como cuerpo Místico de Cristo, por Nuestro hermano el Rvdo. Canon Sanford Sears, Achidiácono para la Diócesis desde EEUU, quien en la voluntad del Padre Celestial, ahora en medio de la enfermedad necesita de nuestra cercanía y de nuestras oraciones. Es aquí en donde como Iglesia, nos fortalecemos en medio de la prueba, en medio de la voluntad de Dios que nos hace fuertes, porque es en ÉL, "en sus Santas llagas en donde hemos sido sanados" (I Pedr. 2,24)

    Asimismo, elevemos una plegaria por los familiares difuntos de nuestros Sacerdotes el Padre Edgardo Oyarzo de Chile, quien ha despedido a su hermana Balvina Oyarzo Vargas a la casa del Padre Dios. Para él y toda su familia nuestra cercanía de hermanos en el Señor Jesucristo, quien venció la muerte, resucitando para la Gloria de Dios y dando plenitud a la resurrección de los muertos; de nuestros seres amados y queridos en Jesús y María Santísima, bajo la luz y guía del Espíritu.  

     En Colombia, también unimos nuestro oración por la Familia del Rvdo. Padre Álvaro Augusto Rojas de la ciudad de Manizales - Caldas,  ha despedido a su Señor Abuelo Materno Luis Enrique Rojas González a la patria celestial en medio del canto y de la confianza en la Resurreción de la vida. A él, y a toda la Familia,  nuestro saludo de condolencia frente dolor de su partida, pero con la alegría de saber que cumplió con la voluntad del Padre en la formación de sus hijos al lado de Jesús Eucaristía, de la Bienaventurada siempre Virgen  María y de su Amado San Francisco de Padua, de quien fue devoto hasta partir en su fiesta el día 13 de junio. 

     Que la experiencia del Carmelo, es decir, "vivir en el silencio y la oración", nos una a esta porción de la Iglesia que hoy celebra la vida de Dios en la plenitud de la Gracia, de Dios mismo.  Descansen en Paz. Amén.

“¿Por qué buscan entre los muertos al que está vivo? 6 No está aquí, ha resucitado. Recuerden lo que él les decía cuando aún estaba en Galilea: 7 «Es necesario que el Hijo del Hombre sea entregado en manos de los pecadores, que sea crucificado y que resucite al tercer día». 8 Y las mujeres recordaron sus palabras. 9 Cuando regresaron del sepulcro,  refirieron esto a los Once y a todos los demás”.

(Lc. 24. 5b-9)

Búsquedas

Calendario de Eventos

Noviembre 2019
D L M X J V S
27 28 29 30 31 1 2
3 4 5 6 7 8 9
10 11 12 13 14 15 16
17 18 19 20 21 22 23
24 25 26 27 28 29 30