Ingresar


FELIZ DÍA DEL BUEN PASTOR.

“16 Tengo, además, otras ovejas que no son de este corral y a las

que debo también conducir: ellas oirán mi voz,

y así habrá un solo Rebaño y un solo Pastor”.

(Jn 10, 16)

      Como miembro de la Iglesia Católica Anglicana - Diócesis de la Nueva Granada, Me permito hacer llegar al Sr. Arzobispo Metropolitano Mark Haverland. ACC, a nuestro Obispo Diocesano Germán Orrego Hurtado. ACC., y a todos y cada uno de los Sacerdotes que integran la ACC en el mundo mi saludo fraterno en este día del Buen Pastor, cuando la liturgia nos ha invitado a dejarnos seducir por el Amor de Dios para extenderlo a nuestras Familias, Comunidades, Misiones, hasta oír su voz,  voz que resuena en el interior del hombre en donde habita la Verdad - Dios. A todos mis hermanos en Cristo, Feliz día del Buen Pastor, "Pastor Bueno" que nos espera cada nuevo día para seducirnos y hablar a nuestros corazones.      

     "Jesús es el Buen Pastor, las ovejas escuchan su voz y lo siguen. No era ni un fariseo casuístico moralista, ni un saduceo que hacia negocios políticos con los poderosos, ni un guerrillero que buscaba la liberación política de su pueblo, ni un contemplativo del monasterio. ¡Era un pastor! Un pastor que hablaba la lengua de su pueblo, se hacía entender, decía la verdad, las cosas de Dios: ¡no negociaba nunca las cosas de Dios! Pero las decía de tal forma que el pueblo amaba las cosas de Dios. Por esto lo seguían.

     ¿A mí a quién me gusta seguir? A quienes me hablan de cosas abstractas o de casuísticas morales; los que se dicen del pueblo de Dios, pero no tienen fe y negocian todo con los poderes políticos, económicos; los que quieren siempre hacer cosas extrañas, cosas destructivas, guerras llamadas de liberación, pero que al final no son el camino del Señor; o un contemplativo lejano? Que esta pregunta nos haga llegar a la oración y pedir a Dios, el Padre, que nos haga llegar cerca de Jesús para seguir a Jesús, para asombrarnos de lo que Jesús nos dice". (Cf . Obispo de Roma, 2014).

     Todos nosotros, en las más diversas circunstancias de la vida, hemos tenido a nuestro lado a santos sacerdotes que nos han ayudado a mantenernos en pie, a pesar de las dificultades. Y a ellos les debemos la perseverancia en nuestra fe y en nuestra vocación cristiana. Es fácil  recordar con grandísimo cariño -y estoy seguro de que también tú, querido amigo lector- la figura de sacerdotes que han dejado una huella indeleble en mi existencia porque han sabido ser, como Cristo, "buenos pastores". Pastores, sí; y también buenos, como auténticos padres, amigos y compañeros de la vida.

     De san Francisco de Sales, aquel obispo inefablemente amable, dulce y bondadoso, la gente solía decir: "¡Cuán bueno debe ser Dios, cuando ya es tan bueno el obispo de Ginebra!". Y se cuenta que un hombre incrédulo de la Francia del siglo XIX, alrededor del año 1840, fue invitado a visitar al padre Juan María Vianney, conocido como el santo Cura de Ars. Y, a pesar de haber ido en contra de su voluntad, después de conocerlo, exclamó: "¡Hoy he visto a Dios en un hombre!".

Obispo Titular de la Diócesis de la Nueva Granada - Colombia - Venezuela - Chile - Brasil.

Sr. Obispo Germán Orrego Hurtado. ACC

Menú de Contenido

Calendario de Eventos

Junio 2017
D L M X J V S
28 29 30 31 1 2 3
4 5 6 7 8 9 10
11 12 13 14 15 16 17
18 19 20 21 22 23 24
25 26 27 28 29 30 1