Es la definición de una Iglesia al estilo de su fundador, Jesucristo, el de ayer, el de hoy y el de siempre: comunidad de amor a la mejor manera y al estilo de la nueva evangelización.

Una de las grandes novedades del Espíritu Santo, hoy, es la experiencia de la nueva evangelización.  Ya era hora de trascender en el tiempo las grandes bondades pastorales de la Iglesia y desde la oración cristalizar el verdadero sentido del único Dios con nosotros.

Son muchas la experiencias individuales y comunitarias a las que nos podemos asomara para crecer integralmente desde la fe, son muchos los grandes hombres, los santos canonizados y los que aún no, que indican caminos de verdadera oportunidad para el encuentro más dinámico y certero con Jesús, pero esta vez, desde la Iglesia Católica Anglicana, exhortamos a construir comunidades al estilo de las primitivas y crecer con ellas en el amor, con la novedad de un método lleno de ardor y la esperanza puesta de poder ir a todos y darles todo, ese todo que es Jesús en la vida de todos.