Ingresar


  • 1
  • 2
  • 3
  • 4
  • 5
  • 6
  • 7
  • 8
  • 9
  • 10
Prev Next

Feliz día de la Madre... Bendiciones. Mayo 14 de 2017

Feliz día de la Madre... Bendiciones. Mayo 14 de 2017

Desde la Diócesis hacemos extensivo un cariñoso saludo a todas las Mamás - Madres que acompañan las Misiones de la Iglesia con su testimonio de Amor y entrega. A cada una de las Esposas de los Sacerdotes, de sus hijas que son madres, nuestro saludo y Bendición cada nuevo día, porque al margen de la celebración comercial, el nuevo día...

Leer Más...

RETIRO OFICIAL DE LA DIÓCESIS DE LA NUEVA GRANADA.

RETIRO OFICIAL DE LA DIÓCESIS DE LA NUEVA GRANADA.

     Mediante el presente, me permito comunicar que según determinación tomada en reunión del Consejo Diocesano celebrado el día 25 de Marzo de 2017 ya no continúan en PROCESO DE FORMACIÓN como Seminaristas de la ACC en Colombia Diócesis de la Nueva Granada los siguientes candidatos:  LEONARDO VILLA SALAZAR, GEILER BARRERA MANZO Y LEONARDO NAVARRETE RAMÍREZ. De aquí, que cesa...

Leer Más...

FELIZ DÍA DEL BUEN PASTOR.

FELIZ DÍA DEL BUEN PASTOR.

“16 Tengo, además, otras ovejas que no son de este corral y a las que debo también conducir: ellas oirán mi voz, y así habrá un solo Rebaño y un solo Pastor”. (Jn 10, 16)       Como miembro de la Iglesia Católica Anglicana - Diócesis de la Nueva Granada, Me permito hacer llegar al Sr. Arzobispo Metropolitano Mark Haverland. ACC, a nuestro...

Leer Más...

Ha resucitado... Unidos en la oración por nuestro hermano Douglas Viana.

Ha resucitado... Unidos en la oración por nuestro hermano Douglas Viana.

"Cuando llegaron cerca del pueblo a donde iban, Jesús hizo ademán de seguir adelante. Pero ellos le hicieron fuerza diciéndole: "Quédate con nosotros, que es tarde y ya va a anochecer". Él entró y se quedó con ellos. Y estando a la mesa, tomó pan y pronunció la bendición; luego lo partió y se lo dio. Y al punto se...

Leer Más...

Felices Pascuas de Resurrección

Felices Pascuas de Resurrección

"Hermanos: Ya que han resucitado con Cristo, busquen los bienes de allí arriba, donde está Cristo sentado a la derecha de Dios. Tengan su mente puesta en los bienes del cielo, no en los de la tierra". (Colosenses 3, 1-2) Felices Pascuas de Resurrección, son los deseos del Sr. Obispo Germán Orrego Hurtado. ACC    a todas las comunidades, Misiones, Fieles, Religiosos y Sacerdotes de la Diócesis...

Leer Más...

Retiro de la Iglesia Católica Anglicana: Sr. Fernando Castro.

Retiro de la Iglesia  Católica Anglicana: Sr. Fernando Castro.

     Del despacho del Señor Obispo se ha recibido el comunicado sobre el retiro de la Iglesia del Señor Fernando Castro, quien servía y realizaba su proceso de formación y de incardinación desde la Parroquia de Jesús Sanador, en donde el Rector actualmente es el Rvdo. Padre Fray Santiago de Alvernia. ACC en el sector de Soacha en Bogotá....

Leer Más...

Feliz día de San José. - Marzo 19 de 2019

Feliz día de San José. - Marzo 19 de 2019

San José, varón justo y modelo de Esposo      “Las Escrituras rara vez hablan de San José, pero cuando lo hacen, a menudo lo encuentran descansando, mientras un ángel le revela la voluntad de Dios en sueños. José que descansa no una vez sino dos veces. “A José le fue revelada la voluntad de Dios durante el descanso. En este...

Leer Más...

INICIO DE LA CUARESMA, TIEMPO DE AYUNO, ORACIÓN Y PENITENCIA

INICIO DE LA CUARESMA, TIEMPO DE AYUNO, ORACIÓN Y PENITENCIA

BIENVENIDOS A LA CUARESMA            La Cuaresma es el tiempo litúrgico de conversión, que marca la Iglesia para prepararnos a la gran fiesta de la Pascua. Es tiempo para arrepentirnos de nuestros pecados y de cambiar algo de nosotros para ser mejores y poder vivir más cerca de Cristo. La Cuaresma dura 40 días; comienza el Miércoles de...

Leer Más...

Gozo y alegría para la Diócesis

Gozo y alegría para la Diócesis

   "Todo lo puedo en Cristo que me fortalece" (Filip. 4,13)      La Diócesis de la Nueva Granada sigue participando del Gozo y de la alegría por los hijos que son llamados a formar parte de la Iglesia Católica Anglicana, Es así, como en días pasados se incardinaron en la ciudad de Montería en el departamento de Códoba los Reverendos Padres...

Leer Más...

Felicidades por este día de la Consagración Episcopal de nuestro Arzobispo Metropolitano, Mark Haverland

Felicidades por este día de la Consagración Episcopal de nuestro Arzobispo Metropolitano, Mark Haverland

"Yo soy el buen Pastor. El buen Pastor da su vida por las ovejas". (Jn. 10,11)     Con gran gozo nos unimos en la oración de acción de gracias por la vida de nuestro Arzobispo Metropolitano Mark Haverland, al celebrar hoy sus 19 años de consagración como Obispo. Dios ha sido grande al darnos un Pastor insigne, modelo de oración...

Leer Más...

Llamados A Ser Cristianos: Un Modo de Vida para los Bautizados

El cristianismo es un modo de vida, la vida de los bautizados. Y los cristianos, escribió Tertuliano, el teólogo del siglo tercero, se hacen (se modelan), no nacen. Un llamado a enseñar y es una guía del proceso continuo por el cual los cristianos «se hacen». Antes de explorar las diversas dimensiones de ese proceso; debemos plantearnos la pregunta: ¿cuál es el modo de vida cristiano? Hacemos eso al explorar nuestra liturgia bautismal, porque es en nuestro bautismo que se nos dice lo que somos y como hemos de vivir.

San Pablo nos recuerda que «...somos sepultados juntamente con él Cristo] para muerte por el bautismo, a fin de que como Cristo resucitó de rus muertos por la gloria del Padre, así también nosotros andemos en vida nueva» (Rom. 6:4). O, como reza nuestra acción de gracias sobre el agua bautismo: «En ella, somos sepultados con Cristo en su muerte. Por ella participamos de su resurrección. Mediante ella, nacemos de nuevo por el Espíritu Santo». {El Libro de Oración Común, 1979, p. 227). El autismo cristiano está arraigado en el ministerio de Jesús de Nazaret, y en su muerte y resurrección. El bautismo es nuestra respuesta al llamado de Jesús, «sígueme». El bautismo marca el comienzo de nuestro viaje como sus discípulos, un viaje en el cual nos asemejamos a él de manera are podamos llegar a ser como él. A través del bautismo somos incorporados a Cristo, que es el Señor de la vida, crucificado y resucitado; a través del bautismo entramos en el nuevo pacto hecho entre Dios y su pueblo. El bautismo es tanto una dádiva de Dios como una celebración de nuestra agradecida respuesta humana a esa dádiva, administrada en el nombre del Padre, y del Hijo, y del Espíritu Santo.

OBJETIVOS CATEQUÉTICOS

se propone ser radicalmente diferente de la vida de los no bautizados. Es una vida de servicio y servidumbre. Es una vida de acción en pro de la Justicia, la paz y la reconciliación. Consiste en ser un fiel testigo de la vida es posible para todos los que responden a lo que Dios ha hecho posible en la muerte y resurrección de Jesús, y sigue haciendo posible a través Espíritu Santo para todos los que aceptan a Jesús como Salvador. Es un modo de vida arraigado en el amor y en la fidelidad más bien que en la ley y en la obligación.

UN LLAMADO A ENSEÑAR Y APRENDER

El bautismo es más que una experiencia momentánea; es el comienzo de un proceso de crecimiento en Cristo que dura toda la vida. Siempre vivimos en nuestro bautismo, es decir, convirtiéndonos más plenamente en lo que ya somos: el cuerpo de Cristo, la presencia de Cristo en el mundo, una señal y un testimonio del reino de Dios, actuando y edificando con Dios el reino de la plenitud y la santidad, tal como San Mateo recuerda la comisión de los discípulos: «Id, y haced discípulos a todas las naciones, bautizándolos en el nombre del Padre y del Hijo, y del Espíritu Santo; enseñándoles que guarden todas las cosas que os he mandado», (Mat.28:19-20).

LLAMADOS A HACER CRISTIANOS

Jesús, en el relato de las Buenas Nuevas de Dios según Mateo (Mat.28:18-20), le presenta a la Iglesia su gran comisión: «por tanto id y haced discípulos a todas las naciones, bautizándolos en el nombre del Padre y del Hijo y del Espíritu Santo; enseñándoles que guarden todas las cosas que les he mandado».

Como bautizados hemos de poner todo nuestro empeño en atraer a todas las personas a seguir a Jesús y a imitar su modo de vida, modelando sus vidas a la suya. Hacemos eso al incorporarles a la existencia de una comunidad de fe, donde podrían participar junto con los fieles bajo el gobierno de Dios y practicar la obediencia a la voluntad de Dios.

En estos versículos, a la Iglesia le es encomendada una tarea evangélica y catequética, un mandato a predicar y a enseñar. La Iglesia es llamada a entregarse a una catequesis evangelizadora que no sólo comunica y nutre la vida de la fe, sino que incesantemente nos confronta y continuamente convierte a los que se encuentran dentro o fuera de la comunidad de la fe a la lealtad, las convicciones y los cometidos del Evangelio.

La catequesis, con sus raíces en el bautismo, es un aspecto de la misión profética de la Iglesia de restaurar a todo el mundo a la unidad con Dios y de los unos con los otros en Cristo. La Iglesia está mandada por Dios y la historia a renovar su compromiso con el ministerio catequético, y a confiar en él, como un elemento básico primordial en el cumplimiento de esa misión.

El término catequesis proviene de la raíz griega de un verbo que significa «causar un sonido en el oído» o «repetir como un eco». La traducción literal implica que la catequesis cristiana ha de causar un sonido en el oído del que aprende la Palabra de Dios: el relato bíblico y, en última instancia, la Palabra encarnada, Jesucristo. Infortunadamente, esto puede llevar a entender la catequesis como mera repetición de palabras desde el punto de vista de versículos bíblicos o palabras del catecismo aprendidos de memoria. Si bien es importante recordar que la catequesis está interesada en hacer de la historia bíblica nuestra historia, el énfasis en hacerse eco de la Palabra también nos recuerda que Jesús es la Palabra y que la catequesis es el proceso por el cual «reproducimos» a Jesús, o «hacemos cristianos».

La catequesis conlleva enseñar como Jesús enseñó. Jesús buscó discípulos (estudiantes) y les invitó a seguirle. Quería que se identificaran con él, que lo acompañaran y observaran su manera de vivir, y luego que participaran y la pusieran en práctica, imitándola. La mejor manera de ejemplificar la catequesis es, por tanto, dentro de la tradición del aprendizaje.

Jesús emprendió la predicación y la enseñanza de la llegada del reino de Dios, un estado en el cual la gente viviera bajo el gobierno de Dios y lo manifestara en sus relaciones con Dios y con el prójimo. Esa predicación y esa enseñanza tenían autoridad porque Jesús no sólo se refería a ella como un estilo de vida, él la vivía. Ocurría lo mismo en la Iglesia primitiva; las vidas de los fieles atraían a otros al Evangelio. La catequesis era el proceso de nutrición-conversión por el cual las personas participaban en esta manera de vivir a fin de prepararse para el bautismo. En su bautismo, renunciaban a su pasada manera de vivir y a sus influencias, y tomaban un nuevo rumbo a fin de adherirse a la influencia de Jesús y su modo de vida, y luego hacían un pacto de vivir esa vida más plenamente cada vez.

Menú de Contenido

Calendario de Eventos

Mayo 2017
D L M X J V S
30 1 2 3 4 5 6
7 8 9 10 11 12 13
14 15 16 17 18 19 20
21 22 23 24 25 26 27
28 29 30 31 1 2 3